La fisonomía y naturaleza de la mayoría de ciudades alrededor del mundo ha cambiado a lo largo de las últimas décadas. Desde la ampliación de sus áreas metropolitanas y el aumento de sus vías y redes de comunicación al crecimiento sustancial de población que hace uso de su transporte público desde nuevas y viejas áreas y que solicita mejoras en la integración y la eficiencia del servicio.

En este contexto, muchas ciudades han ido requiriendo implementaciones en sus sistemas de transporte público. El sector trabaja desde hace años para hacer, si cabe, más efectiva su respuesta a los cambios que esas nuevas necesidades urbanas ponen sobre la mesa.

00_blog_future_transport

Hoy, toda nueva estrategia de transporte público pasa por la integración de cuatro conceptos clave: sustentabilidad, movilidad, innovación y viabilidad económica. Pero estos cuatro puntos deben conjugarse, además, con el estilo de vida propio de la ciudad en la que tratamos de implementar un plan de transporte público urbano o interurbano.

La sostenibilidad en el transporte público atiende tanto a los parámetros medioambientales a los que amoldarse como a su habitabilidad y seguridad. La movilidad, por su parte, responde no sólo a la implementación e integración de los sistemas de transporte público y privado compartido, sino también a la propia integración de la red de comunicaciones en la ciudad y el ambiente peatonal con el que dotar a diferentes áreas en la urbe.

A la innovación técnica y mecánica orientada al transporte colectivo se suman ahora posibilidades que ofrecen el desarrollo en el campo de la movilidad como tal y las nuevas tecnologías aplicadas a la propia ciudad. Hoy también resultan determinantes para un proyecto las necesidades específicas de las smart cities y otros nuevos modelos de vida urbana, entre otros, como ya hemos visto, un estilo de vida propio que marca nuevas necesidades. Esto va desde la peatonalización, la transitabilidad, la accesibilidad de personas discapacitadas… a la aplicación, como decimos, de las nuevas tecnologías como experiencia urbana.

Pero, como en todo proyecto, uno de los puntos de mayor relevancia es su viabilidad económica. En la puesta en marcha u optimización de una red de transportes públicos hay que tener en cuenta la financiación del propio proyecto, permisos, licencias y la vertebración público-privada del mismo. Pero, además, a día de hoy sería imposible no englobar también desde la política de empresa y el régimen tarifario a su orientación a la empleabilidad, crecimiento y competitividad tanto para el sistema de transportes en concreto como para la  urbe en su conjunto.

En estos puntos específicos profundizó la Unión Internacional de Transporte Público –UITP- en su última edición de su World Congress and Exhibition, celebrado en Milán entre el 8 y el 10 de junio de este 2015.

Esta edición de la feria bianual -la número 61 ya- se ha convertido en una de las citas de referencia a nivel internacional para conocer los últimos avances e innovaciones en materia de transporte público. Su carácter global la ha convertido en un evento clave para el sector, y es que la UITP, a la que nuestra compañía pertenece ya hace tiempo,  integra un total de 1.300 entidades privadas e instituciones a nivel mundial, 400 de ellas europeas, pertenecientes o relacionadas con el sector del transporte público urbano, suburbano y regional.

El balance de esta última edición fue sin duda muy positivo, con más de 275 empresas del sector de 38 países. Entre ellas, 12 compañías españolas donde, por supuesto, no faltó Goal Systems. La próxima cita tendrá lugar en Montreal, Canadá, en el 2017. ¡No faltaremos!

Micaela Gomez

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 4 × 2 =